Una perrita perdió la cara al salvar a dos niñas de un accidente

Kabang es la perrita que salvó a dos niñas en Filipinas de un accidente, pero que perdió su cara a causa de eso.

El animal fue encontrado días después en grave estado y la perrera quería sacrificarla pero su caso conmovió tanto a todos que colaboraron y pudieron salvar su vida, así como ella había salvado la de las dos jóvenes.

Kabang perdió su mandíbula superior y la parte prominente de su hocico al saltar delante de una motocicleta para salvar la vida de las dos niñas de Filipinas, logrando que ellas no resulten gravemente dañadas pero quedando ella al borde de la muerte.

Luego del accidente la perrita había desaparecido y nadie sabía de su paradero. Fue encontrada en la calle dos semanas más tarde y la perrera se ofreció para sacrificarla al ver como había quedado. Su dueño no dejó que la mataran y decidió cuidarla.

La perra pasó medio año en una estancia en Estados Unidos donde se recuperó ya que debió someterse a una cirugía reconstructiva muy costosa, de aproximadamente 15.000 euros. Dado que su caso se hizo conocido muchas personas colabraron con dinero para pagar su tratamiento y ayudar a la valiente perrita.

Si bien muchos se sienten felices de que ella haya podido acceder al costoso tratamiento muchos criticaron que se gaste tanto dinero en un animal cuando hay muchas personas que viven en la extrema pobreza y que no tienen ni para comer.

perro pierde el hocico por salvar a una nena