Después de ver esto vas a querer dormir con una cebolla en el pie todas las noches

A mucha gente no le agrada la cebolla, tiene un fuerte sabor, muchas veces deja aliento feo después de consumirla y hacer preparaciones con ella puede resultar dificultoso debido a sus fuertes olores, lo que puede provocar que “lloremos”, y sumado a esto un olor en las manos difícil de quitar. Pero no todo es malo, la cebolla aporta un gran sabor a nuestras comidas, y además está comprobado científicamente que tiene efectos anti bacterianos y antibióticos como ninguna otra planta. Obviamente para poder gozar de estos magníficos beneficios debemos consumirla, pero hay gente que no le agrada, entonces, ¿es posible obtener beneficios de la cebolla sin consumirla? Y la respuesta es SI.

Hasta en la actualidad se sigue usando la acción expectorante de la cebolla, así como la bactericida y fungicida. ¿Qué significa esto? Que la cebolla es MUY útil en casos de enfermedades como los resfriados, bronquitis, laringitis, faringitis y catarros. La manera de utilizarla es muy sencilla, simplemente cortamos una cebolla a la mitad, la colocamos al lado de la cama por la noche y ya estaremos disfrutando de sus beneficios. Además de las enfermedades mencionadas anteriormente, la cebolla también muestra efectos positivos en el tratamiento de pacientes con asma y alergias, algo que afecta a gran parte de la sociedad.También gracias a propiedades antitrombótica y hipolipemiante es un poderoso cardioprotector. Pero también tiene un efecto que pocos saben. Los pies tienen muchos nervios que los conectan con muchas partes del cuerpo, es por eso que si cortamos una cebolla, nos la ponemos en la planta del pie agarrándola con una media, nos ayudará a bajar la fiebre alta y a disminuir los síntomas de resfrío y gripe. Puedes ver un video con más beneficios desde este link y recuerda, no hace falta consumirla para gozar de los beneficios de esta increíble planta.